Criticando

Imagínate esta situación: sales de casa por la mañana, vas al quiosco, compras tu periódico favorito -dominical incluido-, vuelves a casa, pones el culo en el sofá y te dispones a leer. Una vez terminas con el diario, coges la revista del dominical y miras la sección gastronómica. Hoy ya no, porque ya es tarde y la comida está casi hecha, pero quizás al fin de semana siguiente podrías ir a comer a algún restaurante de los reseñados. Lees detenidamente la sección para decidirte, bajo el consejo del crítico, y te topas con esto: “El restaurante Pepito Auster tiene como especialidad la paella de marisco, la cual tiene como ingredientes: arroz, langostinos, gambas y sal. Está buena”. Tu cara es un poema. Esperabas algo más “elaborado” y el autor te da una lista con los ingredientes -encima no todos- del plato que deglutió. Sigues leyendo el resto de sus críticas y lo mismo.

No sé demasiado sobre crítica gastronómica, pero imagino que si alguien escribe algo así sería motivo de risa. Sin embargo, no es extraño encontrarse con textos similares en ciertos libros sobre cine fantástico y de terror -y fuera de estos géneros también- escritos por autores “expertos”. Es común leer o escuchar que el cine español es malo -sin mencionar otros calificativos más duros-, pero, en este país, mucho peor es el nivel de la crítica cinematográfica. No hay más que ver a ciertos dinosaurios del sector, de esos que incomprensiblemente viven de opinar, utilizando ante jóvenes, que los dejan mal en diversos lares de Internet, una frase que les sirve para mostrar que su opinión es mejor: “como soy mayor que tú y he visto más películas, pues sé más y como sé más, lo que yo digo es irrebatible”. Quizá esta última frase esté un poco hiperbolizada, pero la “teoría viejuna” existe y no en chalados, sino en supuestos eruditos.

Estos escribidores son autores de ensayos cuyo contenido no se aleja demasiado de la supuesta crítica gastronómica, pues algunas de sus obras son listas de películas pertenecientes al género o subgénero del que tratan. Es chistoso cuando los ves decir que han dedicado años a ese trabajo, sobre todo cuando se dedican a hablar detenidamente de títulos que ni siquiera han visto. Más gracioso es cuando escriben sobre el fantaterror español. Sobre este género cuentan muchísimas barbaries que nunca se molestan en comprobar -quien esto escribe ha sido testigo de varias charlas de alguno de estos autores en las que no se utilizaba ninguna fuente para argumentar lo que se decía o, sí se usaba alguna, no resultaba muy fiable- y tampoco son capaces de valorar esas películas en su justa medida, exagerando las virtudes o defectos de esta clase de filmes -por no hablar de las reseñas elaboradas bajo el criterio de la simpatía u odio hacia el artista criticado-.

Bien podría aplicar con todo esto el “pues si no te gusta, no lo leas”, pero es indignante que estos “críticos” tengan más seguidores de lo que deberían y que sus libros aparezcan en las estanterías de cualquier librería, tocándonos emigrar a lugares especializados o bibliotecas -Internet nos salva también- a los que buscamos contenido y no fachada, pues esto último es lo que realmente se vende en estos libros, pues su pésimo contenido es camuflado con bonitas ediciones de tapa dura -algo semejante a echar perfume después de defecar- y mucha foto en su interior. Lo peor de todo es que el aficionado que no conoce el trabajo de la crítica se hace con estas obras, apoyando a los chapuzas sin ser conscientes de ello y leyendo ignorancias que, desgraciadamente, se perpetúan.

Anuncios

Acerca de Rubén Íñiguez Pérez

Soy nada y muchas cosas a la vez: coordinador del festival de cine La Mano, colaborador en SpanishFear.com y un imán para los tipos raros. Adicto a vídeos estúpidos de Youtube.
Esta entrada fue publicada en Cine, cortometrajes y series, Literatura, ensayo y cómic y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s